+54 02302 433779     

Coaching Ontológico – Dominio del Cuerpo

Para encarar el análisis de este dominio debemos considerar:

  1. La biología
  2. La corporalidad
  1. Nuestra biología nos constituye en diferentes observadores. Esta diferencia nos separa de otras especies animales, como también nos distingue unos individuos de otros. A un nivel muy básico, podemos decir que podemos observar sólo lo que nuestra biología nos permite. O sea que también nos condiciona.

A través de los sentidos somos capaces de ver, percibir, oír, captar la realidad del entorno que nos rodea.

A través del acto de distinguir, separamos algo de un trasfondo y lo constituimos en objeto de observación.

En relación con el aprendizaje, nuestra biología determina 3 características principales:  que seamos más auditivos (utilizan el sentido de oído preferentemente), más visuales (prestan mayor atención a los detalles visuales), más kinestésicos (utilizan preferentemente el gusto, el olfato y el tacto) o una combinación de estos.

En general, en las personas predomina uno por sobre el resto.

el_cuerpo1

  1. La corporalidad está referida a que a través de nuestro cuerpo también nos expresamos. A diario lo hacemos en la manera en la que nos paramos y sentamos, la manera en la que caminamos y gesticulamos, la manera en cómo movemos nuestras manos, etc.

Un mismo cuerpo representa una experiencia de observación muy diferente de acuerdo con las distinciones que seamos capaces de realizar.

 

Nuestro cuerpo es el vehículo a través del cual nos comunicamos

Los Condicionantes de la Acción Humana

Podemos dividirlos en dos grupos: los visibles y los ocultos (no visibles).

  1. Los Visibles:

Las predisposiciones biológicas para los deportes, las ciencias, las artes, etc.

La capacidad de adquirir competencias nuevas (aprendizaje).

La habilidad en el manejo de instrumentos, tecnologías, herramientas.

El nivel de motivación (factores emocionales). Permite obtener mejores resultados.

Nuestras particulares habilidades: como cada persona se desenvuelve en la vida es propio de cada uno.

Aquí podemos mencionar que las profesiones nos permiten resaltar las capacidades que nos diferencian del resto, algunos ejemplos son:

  • El catador de vinos: por el desarrollo de su gusto y olfato.
  • El cirujano: por la habilidad en la manipulación de los instrumentos de precisión.
  • El deportista de alto rendimiento: por su habilidad en el manejo de su cuerpo.
  • El corredor de autos: por el desarrollo de sus reflejos.

 

  1. Condicionantes ocultos son dos: el observador que somos y los sistemas a los que pertenecemos.
  • El Observador que somos: la manera en que interpretamos las distintas situaciones, la manera en cómo formulamos el problema, la manera en cómo hago sentido de lo que acontece.

Existen situaciones que no voy a poder resolver a menos que cambie/modifique el observador que soy.

  • Los Sistemas en los que me formé (la familia, la escuela, los estudios que seguí). Todo lo que me ha ido condicionando y conformando en el observador que soy, que me lleva a actuar de una manera determinada (y no de otra).

 

El mundo en constante cambio

El efecto combinado del giro filosófico lingüístico y la reflexión sobre los condicionantes de la acción humana habilitan el debate sobre el fenómeno humano para asumir la perspectiva de la transformación.

Ahora sí podemos aceptar que el ser humano vive en un mundo en transformación permanente, lo mismo que ocurre con el ser humano.

Poder asumir que el hombre está en constante transformación y participa activamente en ella, podemos ser agentes de transformación. Descubrimos el potencial transformados del ser humano y podemos encontrar el sentido de la vida, que antes se nos escapaba.

 

 

Los seres humanos enfrentamos dos desafíos de transformación:

  1. Participar en la transformación de nosotros mismos, no somos seres fijos de una manera determinada. La vida es un espacio para el devenir. Siempre es posible avanzar, mejorar, el desafío de aprender.

También está la ética, que nos fija restricciones que nos ponemos nosotros mismos. El desafío es inventarse a uno mismo.

  1. El desafío de transformar el mundo, las formas de convivencia con los demás, transformar el medio ambiente. El desafío de emprender.

 

 

Estamos en la vida para dejar un mundo mejor de como lo hemos recibido.

 el_cuerpo2